La termografía como herramienta de valoración de edificios

La termografía como herramienta para valorar el estado de la envolvente de un edificio

 

¿Cómo saber si nuestro edificio o vivienda se encuentra en las mejores condiciones? ¿Tenemos pérdidas de carga por la envolvente? ¿Es la fachada lo suficientemente eficiente?

Hoy en día se está invirtiendo más en mejorar la eficiencia energética de los edificios y al mismo tiempo, conseguir ahorrar en las pérdidas de cargas del edificio, lo que repercute en un ahorro en los gastos mensuales de una vivienda para tener las mejores condiciones de habitabilidad en su interior.

Pongamos un ejemplo visual. Esta es la fachada de un edificio de mediana edad, unos 30 años. Cómo podemos observar, la fachada está compuesta por un cerramiento exterior de ladrillo visto, y estimamos que uno interior mediante tabique y cámara de aire.

 

 

Es un edificio que se encuentra en buen estado de conservación y mantenimiento. A continuación realizaremos un estudio termográfico básico, detallaremos diferentes patologías observadas y explicaremos con imágenes las zonas más debilitadas y la existencia de puentes térmicos, lugares donde se producen los principales problemas de condensaciones y humedades.

 

 

Es esta imagen se puede observar como en la fachada, al usar la cámara termográfica, nos marca claramente la estructura del edificio (vigas y pilares, las zonas más oscuras), lugares con menor aislamiento térmico, donde se producen puentes térmicos.

 

 

En esta otra imagen termográfica de otra zona de la fachada (y con otra gama de colores para que se vea de manera más intuitiva), se marcan claramente las zonas de fachada sin aislar y en las que existen las principales pérdidas de energía, como son las zonas de estructura (en color más rojizo) y alrededor de ventanas.

Después de analizar el edificio mediante una herramienta termográfica, observamos que presenta ciertas deficiencias en aislamiento térmico, localizándose perdidas de calor y puentes térmicos en zonas de estructura, encuentros entre pilares y vigas, y zonas cercanas a ventanas. De este modo y para conseguir mejorar la eficiencia de la envolvente completa del edificio, se podrían plantear diferentes soluciones de mejora térmica, evitando así dichas pérdidas de carga y reducir el consumo energético de las viviendas.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *